Palacio de Viso del Marqués (II)


Parafraseando al gran Miguel de Cervantes, continuamos con este maravilloso emplazamiento “en un lugar de la Mancha”, el magnífico palacio renacentista genovés de Don Álvaro de Bazán.

Don Álvaro y sus dos esposas

Don Álvaro y sus dos esposas

La concepción de este palacio supone la ratificación de Don Álvaro como hombre de Armas y Letras, dentro del gusto propio de la monarquía hispánica,  que se refleja en las grisallas, las esculturas y arquitecturas fingidas.

En los muros de las cuatro esquinas de las galerías, tanto alta como baja, se decoran con representaciones de esculturas fingidas en falsas exedras; según estudiosos como Blázquez Mateos estas esculturas doradas tienen un carácter decorativo y didáctico, características propias de la pintura genovesa en España.

Detalle de la galería baja, esquina de la alegoría de España

Detalle de la galería baja, esquina de la alegoría de España

Sabemos que en el Renacimiento se extendió entre los humanistas la concepción del templo de la fama; así el conocimiento de metáforas y significados ocultos entre artistas y mecenas era una constante. Los mecenas eran hombres de armas, pero también de letras, conocedores de los grandes autores clásicos. Autores como el ya citado Blázquez Mateo sostienen que Filóstrato el Viejo era el referente del círculo de artistas genoveses afincados en España, como es el caso de los artistas que trabajan en El Viso.

Las veneras con esculturas doradas de las esquinas del patio, frescos de Tavarone y Arbasia, donde aparecen personajes de la talla de Felipe II, Enrique III, Mohomet Bey…, son modelos tomados de los textos de Filóstrato, donde se sublima a los grandes personajes del pasado a través de la identificación del color del oro de aquellos “tocados” por el sol (los  dioses), evocando así una vida sublimada de estos personajes, y del mismo que los evoca, su particular templo de la fama.

Detalle de la venera y la escultura dorada.

Detalle de la venera y la escultura dorada.

En lo que respecta a la Escalera, su estructura es doble, ya que existe un primer tramo común que acaba en un rellano donde se bifurca la escalera, una hermosa escalera decorada enteramente con frescos. La parte baja está decorada con falsos juegos de placas de mármol, al modo del primer estilo romano, que nos acompañan durante el ascenso. La parte alta, por el contrario, está decorada con pasajes simbólicos.

En el primer tramo encontramos un fresco principal dedicado a La Ignorancia, rodeado de los siete pecados capitales (Ira, Gula, Avaricia, Vanidad, Envidia, Pereza y Lujuria). La Ignorancia se representa con un pasaje de la vida de Hércules, el de Neso y Deyanira, en el río Eveno.

Detalle del fresco de la escalera

Detalle del fresco de la escalera

En el rellano están representados algunos de los trabajos del héroe, queriendo representar la victoria de la Virtud sobre la Barbarie.

En el tramo derecho la decoración se centra en pasajes de la antigua Roma como el asesinato de Julio César o la Coronación de Numa Pompilio; este tramo desemboca en otro rellano, decorado con una escultura del dios Marte encarnado por Don Álvaro de Bazán. Su cúpula de arista se decora con Hércules y su elección, entre el Vicio y la Virtud.

Don Álvaro de Bazán representado como el dios Marte

Don Álvaro de Bazán representado como el dios Marte

En el último tramo encontramos escenas de las estaciones y un auriga.

Volviendo al rellano, tomaremos el brazo izquierdo, su primer tramo está decorado con la historia de Rómulo y Remo, desde que son arrojados al Tíber hasta el rapto de las Sabinas en el espacio central. Encontramos también una escultura del dios Neptuno encarnado por el padre del marqués de Santa Cruz, cuya cúpula está decorada con un Neptuno triunfante, alusión directa al gran navegante que fue el padre de Don Álvaro.

Ala izquierda

Ala izquierda

El último tramo está dedicado a La Gloria y a La Fama.

La planta alta se estructura de manera similar a la baja, varias salas y cámaras, un gran salón y, lo que no podría faltar, en un gran palacio cristiano: una capilla.

Plano del piano nobile

Plano del piano nobile

Las cuatro esquinas del patio, al igual que en el piano terra, estarían decoradas con alegorías de ciudades: aunque su estado de conservación no nos ha dejado muchas pistas, se cree que deberían estar dedicadas a otros países o estados como los aquí enumerados:

  • Lorena, Bramante, Lepanto y Güeldres
  • Las Indias, con Perú y Chile
  • Castilla, con Valladolid únicamente
  • Alemania
Detalle del deterioro de los frescos superiores

Detalle del deterioro de los frescos superiores

Uno de los detalles más curiosos de la galería alta son las réplicas de los fanales conquistados por Don Álvaro y el de la Loba. Todos acompañados por leyendas que rezan las diferentes batallas en las que fueron conseguidos.  Los fanales de la galera de Hassan Chiribi (Lepanto), de la de Mohamet Bey (Navarino), uno ganado a la armada de Francia, uno ganado en Portugal, y finalmente el de La Loba sobre la capilla.

Fanal de La Loba

Fanal de La Loba

Leyenda del fanal de La Loba:

“os capitanes antiguamente, acostumbraban, cuando dejaban de navegar, poner los fanales que habían traído en las galeras capitanas donde sus personas andaban en iglesia o partes decentes, y siguiendo esta costumbre, se puso la que traía el marqués de Santa Cruz en esta capilla, acompañándole de los otros fanales delas armadas que venció, que están puestos en los corredores de este palacio”

La decoración que sigue la galería superior mantiene los mismos esquemas que la inferior, vistas de ciudades y batallas navales en sus muros y bóvedas de crucería decoradas con grutescos y motivos de inspiración clásica, recurrentes en los palacios renacentistas italianos.

Grutesco de inspiración clásica del Castel Sant'angelo

Grutesco de inspiración clásica del Castel Sant’angelo

Detalle de los grutescos de la bóveda

Detalle de los grutescos de la bóveda

Al igual que en el piso inferior, los frescos de las batallas navales ocupan un lugar predominante en la galería. Siguiendo el plano si accedemos por el ramal izquierdo de la escalera, encontraremos: La Jornada de Túnez, las ciudades de Mesina y Milán, Las Galeotas embarradas, la Jornada del río Tetuán, las ciudades de Venecia y Roma y Los Quérquenes.

Detalle de la Jornada de Tetuán; un galeón y una galera

Detalle de la Jornada de Tetuán; un galeón y una galera

La Jornada de Túnez es de las más curiosas, puesto que representa al padre de Don Álvaro entregando las llaves de la ciudad al emperador Carlos V, sin embargo ésto no es lo más sorprendente, sino que el mozo de armas a su propio hijo, el segundo marqués de Santa Cruz.

Los marqueses de Santa Cruz

Los marqueses de Santa Cruz

Otro detalle curioso pertenece al fresco de Las Galeotas embarradas, donde se aprecia cómo eran remolcadas las embarcaciones enemigas una vez que habían sido tomadas. En este caso, la galera de fanal de Don Álvaro (señalada por su escudo en damero y el gran fanal) remolca a una galeota turca (media luna).

Detalle de la galeota turca arrastrada por la galera de Don Álvaro

Detalle de la galeota turca arrastrada por la galera de Don Álvaro

Las salas visitables están en el ala derecha, son la cámara de Don Álvaro, la antecámara, el salón de linaje, la saleta del Olimpo y la sala de las cuatro estaciones, el Salón de honor y la capilla. Decoradas con escenas mitológicas y retratos de la familia de Don Álvaro.

Detalle de la cámara

Detalle de la cámara

Detalle de la sala de las cuatro estaciones

Detalle de la sala de las cuatro estaciones

Sin embargo, el Salón de honor se merece una explicación más detallada, ya que es una hermosa sala decorada con vistas ideales, recreando juegos de perspectiva en los macizos muros del palacio. En esta hermosa estancia podemos encontrar nuevamente esculturas y mármoles fingidos. Al igual que en el resto del palacio esta relación entre la pintura y la escultura es un debate continuo en el hombre renacentista, como ejemplo podemos tomar la obra de Castiglione “El Cortesano” , donde se plantea este enfrentamiento, saliendo triunfadora siempre la pintura.

Salón de honor

Salón de honor

La sala se compone de 8 enormes paisajes enmarcados por columnas pareadas corintias en sus lados largos y dos chimeneas en los cortos. No hay decoración en el techo de ningún tipo, no se sabe cuál era el programa elegido para su decoración, pues nunca se llegó a realizar. Flanqueando las chimeneas hay cuatro veneras con esculturas de emperadores laureados dorados, curiosamente las veneras coronan cuatro puertas que dan paso a estancias privadas.

Salón de honor

Salón de honor

Los paisajes son los recurrentes en la decoración de las villas italianas, tanto por su vinculación con el pasado, la ciudad o la mitología; pero además su vinculación con la óptica o la concepción de la perspectiva dentro de ese humanismo multidisciplinar. En este caso las vistas no hacen referencia a ningún punto concreto, sino que son ciudades de inspiración clásica, en relación con el glorioso pasado con el que los Bazán pretendían vincularse.

Espero haber despertado en vosotros interés por este maravilloso palacio y os animéis a visitarlo en el corazón de La Mancha.

Detalle de la Jornada Cabo de Argel

Detalle de la Jornada Cabo de Argel (galería inferior)

Agradecimientos a Don Pedro Fondevila Silva, Capitán de Navío de la Armada española por sus explicaciones.

Bibliografía

– BLÁZQUEZ MATEOS, Eduardo. “Los contenidos humanistas y la presencia del pasado en el palacio de El Viso del MarquésRevista de Historia Naval, 1995, 13, nº 50, p. 113-126.

– BLÁZQUEZ MATEOS, Eduardo.”Las escenografías místicas en el Palacio de el Viso del Marqués: las imágenes móviles del Gran Salón”. Revista de Historia Naval, 1997, 15, nº 57, 1997, p. 59-68.

– DEL CAMPO MUÑOZ, Juan y DOLAREA,  Ricardo. Palacio de El Viso del Marqués. Madrid: Museo Naval, 2003

– LÓPEZ TORRIJOS, Rosa. “Un dibujo de mitología para las pinturas del palacio del Viso del Marqués”. Archivo de arte español , 1982, tomo 55, nº 217, p. 76-79.

Fotografías: Almudena Ródenas Valero

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Batallas navales, Pintura y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Palacio de Viso del Marqués (II)

  1. Pingback: El impresionante palacio del Viso: arte naval y marítimo por doquier | Blog Cátedra de Historia Naval

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s