El Reino de las Hadas, Georges Méliès


Georges Méliès

Georges Méliès fantasmagoría

Georges Méliès fantasmagoría

Ilusionista y cineasta francés (8 de diciembre de 1861 – 21 de enero de 1938) famoso por liderar muchos desarrollos técnicos y narrativos del cine primitivo.                                     Este joven francés de 35 años, hijo de un acaudalado fabricante de zapatos, aficionado a la magia y al ilusionismo y que llevaba ya diez años como director del teatro Robert Houdin de París, se encontraba entre los privilegiados espectadores que asistieron a la primera proyección cinematográfica de Lumière. Al concluir aquella primera proyección, Méliès quiso comprar a Antonine Lumière una copia de su cinematógrafo y le ofreció 10.000 francos por él; en días sucesivos, el director del Museo Grévin le ofreció 20.000, y 50.000 el director del Folies Bergère. A ninguno de ellos se lo vendió. Afortunadamente para los amantes del cine, Méliès se enteró, unas semanas más tarde, de que un óptico inglés, Robert William Paul, había lanzado al mercado un aparato similar al utilizado por los Lumière bajo el nombre de Bioscopio, y a él si pudo adquirirle uno por 1.000 francos. Con él comenzó a exhibir películas en su teatro de variedades, magia e ilusionismo.

Fotograma de Viaje a la luna

Fotograma de Viaje a la luna

Sus películas son  espectáculos de magia, únicas, originales e influirán en las películas del futuro. Los decorados de sus películas estaban dibujados, son abigarrados y excesivos, su equipo coloreaba a mano fotograma a fotograma las películas, destacar la cantidad de recursos e imaginación de directores y escenógrafos.

Se lo llamaba el mago del cine por ser el maestro del ilusionismo, el uso de trucos, stop-motion, marionetas, transparencias, maquetas, trucos de fotografía y escenografía…

La obra a analizar: El Reino de las Hadas

Fotograma de El Reino de las Hadas

Fotograma de El Reino de las Hadas

Su título original es Le Royaume des Fées, obra de  1903 del magnífico mago del cine Georges Méliès; apenas dura unos 16min.

La historia: Unos trasgos secuestran, por órdenes de una bruja, a la joven princesa Assurin, prometida del príncipe Bel Azor. Junto a un grupo armado ayudados por el Hada Aurora, Bel Azor emprende un viaje por mar hacia el castillo donde está secuestrada Assurin. El navío se hunde y los protagonistas conocen el reino sumergido de Neptuno.

Esta visita al misterioso reino submarino es un pretexto de Méliès para usar sus maravillosos efectos:  tormenta, peces, personajes reales nadando, escenarios pintados a mano.

Fotograma: tripulación del barco

Fotograma: tripulación del barco

El anacronismo de esta película es palpable, las chicas vestidas de marineras contrastan con el barco rococó y los soldados medievales; el barco es un decorado móvil que sale de escena y perdemos.

Foto: barco zarpando

Foto: barco zarpando

La escena de la tormenta es muy curiosa, se usa un barco de juguete, escenario corrido (nubes) cambios de colores, lluvia ficticia y recreación de las olas. Todo esto con el objetivo de hacer real una escena de hundimiento a causa de la tormenta, una recreación muy ingeniosa, para los pocos recursos.

Fotograma: Tormenta

Fotograma: Tormenta

En la escena del hundimiento es curioso que Méliès recree un yacimiento subacuático, propio de las zonas donde la corriente es adversa para la navegación, pues en el fondo del mar hay varias naves hundidas, un cementerio de pecios.

Fotograma: Hundimiento

Fotograma: Hundimiento

Ese viaje al fondo marino lleva a los náufragos a conocer el Reino de Neptuno, Méliès recrea este fantástico lugar dentro de la iconografía del imaginario común, llego de peces, conchas, castillos de coral…

Fotograma: Fondo marino

Fotograma: Fondo marino

Lo que si me parece curioso es que las nereidas del reino de las profundidades, no son representadas como sirenas, sino con ninfas terrestres griegas, con bonitas túnicas.

Fotograma: Ninfa marina en carro

Fotograma: Ninfa marina en carro

Los animales y monstruos marinos aparecen como decorados móviles (ballena /carro/ cangrejo), disfraces y escenas reales de peces y langostas de peceras superpuestas en el montaje de los fotogramas.

Carro tirado por peces

Carro tirado por peces

Espero disfrutéis con esta obra del cine mudo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cine y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s